No es reciente la previsión de que la economía y las empresas portuguesas tendrán que enfrentar nuevos y exigentes desafíos en 2019. En este sentido, resulta sorprendente la forma en que el tejido empresarial de nuestro país fue prácticamente olvidado por los Presupuestos del Estado...